Ratatouille

Ratatouille

Lanzamiento: 2007
Duración: 110 minutos
Presupuesto: 150.000.000$
Recaudación: 623.722.818$

Remy es una rata que vive en el ático de una casa francesa con su hermano Emile y una colonia liderada por su padre Django. Dotado con un agudo sentido del olfato y gusto, Remy aspira a convertirse en un chef gourmet, inspirado por el reconocido y recientemente fallecido chef Auguste Gusteau, pero en lugar de eso, su habilidad es utilizada para detectar el veneno en la comida. Cuando la anciana que habita en la casa descubre la existencia de la colonia de ratas, huyen a las alcantarillas; Remy se separa de ellas y termina abandonado.

Animado por el espíritu de Gusteau, Remy halla la forma de escalar hasta el techo transparente de la cocina del restaurante Gusteau’s para mirar a los cocineros en acción. Allí, observa a Alfredo Linguini, quien comenzó a trabajar como lavaplatos para Skinner, el chef principal y socio de Gusteau. Linguini tira la sopa accidentalmete y para tratar de encubrir el error le agrega ingredientes al azar, Remy se horroriza y cae dentro de la cocina; allí intenta escapar pero se fija en la sopa y al intentar restaurarla es capturado por Linguini y él a su vez es descubierto por Skinner –aunque no visualiza a Remy hasta después-, pero antes de que alguno de los miembros de la cocina se dé cuenta de la presencia de la rata, la sopa es servida y entregada; rápidamente se convierte en un éxito llegando a ser el plato más solicitado.

Colette, la única mujer en la cocina, convence a Skinner de no despedir a Linguini, pues cree que él es el que elaboró la sopa. Linguini se lleva a Remy a su casa en vez de matarlo, ya que fue quien en realidad hizo la sopa. Remy descubre que puede controlar los movimientos de Linguini tirando de sus cabellos. Así encuentran la manera de romper la barrera del lenguaje, con Remy tirando del cabello de Linguini bajo su sombrero de chef, controlando sus miembros como una marioneta. La exitosa pareja logra superar los retos de Skinner, quien sospechando del talento de Linguini, descubre que es verdaderamente el hijo de Gusteau y que heredará el restaurante, arruinando sus planes de usar el nombre de Gusteau en una línea de comida congelada.

Remy descubre los documentos y se los lleva a Linguini, quien toma el control del restaurante y despide a Skinner. Linguini y Colette comienzan una relación amorosa, dejando a Remy a un lado que encuentra a su hermano Emile en la basura del restaurante y enseguida se reencuentra con la colonia. Tras una discusión, Django advierte a Remy sobre el peligro de tener a humanos y ratas juntas, pero no le cree. Mientras tanto, Remy de mala gana daba de comer a Emile y a sus amigos con alimento que robaba de la despensa de la cocina por las noches.

Anton Ego, un crítico culinario cuya última reseña le costó una de sus estrellas al restaurante de Gusteau, anuncia que volverá al día siguiente. Linguini, bajo la presión de la llegada de Ego, tiene un grave altercado con Remy y en venganza, la rata, organiza a la colonia para invadir las despensas de la cocina del restaurante. Linguini descubre a las ratas en el acto y las expulsa a todas ellas, incluida a Remy, diciéndole que ya nunca lo volverá a buscar otra vez. Remy, triste, es capturado por Skinner. En la jaula, Remy tiene una última conversación con el fantasma de Gusteau, quien le dice que nunca había necesitado de un guía; en ese momento es liberada por Django y Emile. Remy regresa a la cocina, donde un frenético Linguini se disculpa y le pregunta si puede volver a ayudarlo. Linguini les revela a todos los cocineros la historia de Remy y su talento, pero incrédulos y enfadados se van dejándolo solo; Colette regresa después de recordar la famosa frase de Gusteau: «Cualquiera puede cocinar».

Impresionado, Django organiza al resto de la colonia para ayudar en la cocina. Capturan a Skinner y al inspector de sanidad, los amarran y amordazan y los encierran en el refrigerador para que no interfieran. Linguini, usando sus patines y un uniforme de mesero, hace de camarero para atender rápidamente todas las mesas, mientras que Remy y Colette trabajan elaborando una variación del ratatouille para Ego. Él queda pasmado por el plato, tanto es así, que el sabor, le evoca recuerdos de su niñez cuando su madre le cocinaba. Inmediatamente pregunta si puede ver al chef. Linguini y Colette esperan que los demás clientes salgan del restaurante para presentarle a la rata Remy. Al día siguiente, Ego escribe una emotiva reseña, declarando a Remy el «mejor chef de Francia».

En el desenlace, el restaurante de Gusteau es cerrado por el inspector de sanidad y Ego pierde su trabajo y su credibilidad como crítico culinario por elogiar un restaurante infestado de ratas. Sin embargo, funda un nuevo restaurante con Linguini y Colette, con áreas exclusivamente para humanos y ratas y una cocina hecha para que Remy continúe cocinando. La película finaliza con una toma fuera del restaurante, mostrando una multitud de personas haciendo fila para entrar y un gran anuncio que muestra a una rata con una cuchara de cocina y un sombrero de chef y con el nombre de: «La Ratatouille».

Sin Comentarios

Leave a Reply